Posteado por: tucidides | 3 enero 2010

Antonio de los Reyes Correa Rodríguez de Valdés

Su nombre completo fue Antonio de los Reyes Correa Rodríguez de Valdés. De los Reyes era su segundo nombre ya que le fue puesto en honor a los Santos Reyes por que su familia sentía mucha devoción a estos personajes bíblicos. Su padre se llamaba Joseph Rodríguez Correa y era de Portugal, pero en aquel tiempo, la tradición española, permitía que pudieran utilizar cualquiera de los apellidos del padre, ya fuera que ese apellido tenía muy buena fama o por que a la persona le gustara más. Es por eso que Nuestro Capitás se apellida Correa y no Rodríguez. Su segundo apellido era uno compuesto por dos, pero era solo uno, Rodríguez de Valdés. La madre del Capitán Correa fue Francisca Rodríguez de Valdés Colón y era Arecibeña.

El Capitán Correa tenía el rango del ejercito de Teniente de Guerra y para esa época los Tenientes de Guerra, además de estar a cargo de la milicia del área, eran los que se encargaban de la administración y desarrollo del área haciendo el trabajo de alcalde, en este caso Arecibo. El Capitán Correa fue nombrado Sanrgento Mayor para el 1696 y fue Teniente de Guerra interino desde el 1698 hasta 1700. En el 1701 lo nombran oficialmente como Teniente de Guerra y siguio en su cargo hasta el 1705. En el 1710 vuelve a retomar el cargo hasta el 1714. En el 1716 retoma, nuevamente el cargo en Arecibo hasta el 1745 cuando este nombra a su hijo José Correa Rodríguez de Mathos como Teniente de Guerra interino el cual substituye al Capitán en su cargo. El Capitán Correa muere en el 1758. Su hijo José Correa fue nombrado, oficialmente, como teniente de guerra en el 1748 y siguió en su cargo hasta el 1771 cuando este muere.

Corría el año 1702. Enfrascada en la Guerra de la Sucesión Española, Inglaterra ordena un ataque a als pocesiones españolas en América.
El 5 de agosto hondearon en las costas de Arecibo dos buques de guerra ingleses y echaron a tierra a dos lanchadas de soldados al mando de un Capitán, quienes se encaminaron a saquear el poblado Arecibeño. Una fingida retirada de los arecibeños que se escondieron entra las altas dunas de la playa cubiertas de vegetación dió aliento a los británicos. De pronto, el joven Capitán de la Milicia Don Antonio de los Reyes Correa sale al mando de un grupo de 30 vecinos armados con machetes y lanzas venciendo decisivamente a los ingleses y matando él, personalmente al capitán inglés.

Su heroicidad durante el ataque ingles a la Villa de Arecibo en el 1702 le valió que la corrona española lo condecoraran con la medalla de la Real Efigie y lo ascendieran a capitán. Por él Arecibo se le conoce como VILLA DEL CAPITAN CORREA. Según la tradición era de carácter energico y de fisionomía imponente, de mirada indomable; el color blanco y de noble y gallarda postura; sus actos de vida privada dignos, de gran rectitud y sencillez de corazón; franco y sin artificios ni doblez en el trato amistoso; creyente y religioso. Murio en el 1758.

Su extraordinaria valentía hizo exclamar a don Manuel Alonso en el 1846:

“Y Correa les siguió
Como una fiera matando
Hasta que dentro del mar
Llegó a nadar su caballo.”

“Tenía razón el Capitán Correa.
Al esgrimir valiente su cuchilla.
Echando a los ingleses de esta Villa;
Donde no nace una muchacha fea.”

Antonio de los Reyes Correa fue uno de esos valientes puertorriqueños cuyo espíritu de valentía en la defensa de su patria lo ha llevado a engrandecer y ennoblecer la historia de Puerto Rico. Son héroes que han hecho historia puesto que la actuación por ellos desempeñada ha girado cosbre la ruta histórica en su país.

Fuente: http://ytupuebloaondeta.multiply.com/journal/item/926/926

About these ads

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 58 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: