Posteado por: tucidides | 18 noviembre 2009

Horrible venganza

Alegan que desquite motivó el crimen contra joven homosexual.

Por Javier Colón Dávila / jcolon@elnuevodia.com

Quizás nunca se sepa qué provocó que Juan Antonio Martínez Matos matara con un cuchillo a Jorge Steven López Mercado entre la noche del jueves y la madrugada del viernes y después decapitara y desmembrara su cuerpo.

Pero lo que los investigadores de este crimen ya tienen claro es que Martínez Matos siente un profundo odio hacia los homosexuales.

“Tenía un encono viejísimo… y se desquita con una persona que no tiene nada que ver”, dijo el fiscal José J. Bermúdez, quien ayer logró que Martínez Matos confesara.

“Para mí está claro”, agregó al hablar sobre la posibilidad de que el crimen haya sido provocado por odio. “Tiene una fijación con las personas que no son de su preferencia sexual”.

Bermúdez, quien interrogó a Martínez Matos en Guayama, explicó que el crimen de odio es un agravante que se impone al momento de la sentencia, si se comprueba que el asesino actuó motivado por su desprecio hacia un grupo minoritario.

El fiscal agregó que tenía fundamento para solicitar ese agravante contra Martínez Matos. Pero el caso después fue asignado a la fiscal Yaritza Carrasquillo, de Caguas, quien dijo que no tenía aún elementos de juicio para decidir si solicitará que se imponga ese agravante en caso de que Martínez Matos sea hallado culpable del asesinato.

Cuando Bermúdez habló de que Martínez Matos se quería desquitar hacía referencia a que éste alega que fue abusado sexualmente mientras cumplía cárcel entre el 2003 y el 2005 por violencia doméstica. Un ofrecimiento sexual o una disputa por dinero fue, aparentemente, todo lo que necesitó Martínez Matos para atentar de manera tan brutal contra López Mercado.

“Se molestó y con un cuchillo que presuntamente era de la víctima se lo enterró en el cuello y lo decapitó”, dijo Bermúdez.

Hoy la fiscal Carrasquillo radicará cargos por asesinato en primer grado y violación a la ley de armas contra Martínez Matos.

Según el relato de las autoridades, Martínez Matos se dirigió el jueves por la noche al casco urbano de Caguas a “buscar mujeres” en un lugar conocido por personas que practican la prostitución masculina y femenina. Allí ofreció cocaína a cambio de sexo, propuesta rechazada por una mujer y un hombre vestido de mujer.

Luego, Martínez Matos se encuentra con López Mercado. Martínez Matos pensó que el joven de 19 años era una mujer porque vestía como tal.

Ambos hombres se trasladaron a la residencia de Martínez Matos, un cuarto ubicado en los bajos de la residencia de sus padres ubicada en el barrio Beatriz, en Cidra, presuntamente para consumir cocaína. “La víctima supuestamente pide dinero y él (Martínez Matos) dice que no. Se da una discrepancia. Entonces la víctima saca un puñal, él se lo quita y se lo entierra en el cuello”, señaló Bermúdez. En el cuarto se hallaron manchas de sangre en una pared, un tubo PVC y un colchón quemados, así como un cuchillo. En un pozomuro en la misma residencia encontraron una peluca, ropa, unas botas y un celular, todas pertenencias de López Mercado.

Mientras los empleados del Instituto de Ciencias Forenses inspeccionaban la residencia, en la casa del lado familiares y amistades de Martínez Matos observaban. Un hombre que se identificó como padre de Martínez Matos se acercó a su residencia por ratos.

Un vecino que no se identificó describió a Martínez Matos como un hombre que gustaba de intimidar a sus vecinos e involucrado en el mundo de las drogas. Al ser arrestado a las 11:30 p.m. del lunes, a Martínez Matos se le ocuparon “cinco bolsas” de cocaína.

Ayer se determinó que por haberse cometido el crimen en el municipio de Cidra, la vista de causa para arresto y todos los procesos subsiguientes se celebrarán en el Tribunal de Caguas.

Fuente: http://www.elnuevodia.com/horriblevenganza-639074.html

Anuncios

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: