Posteado por: tucidides | 26 enero 2010

Propuesta ‘descabellada’ enviar a la milicia jóvenes que se porten mal

Abogado explica que el Ejército tiene sus requisitos y que ningún estado puede obligar a nadie a que ingrese a las fuerzas armadas

Por Yanira Hernández Cabiya

Ningún funcionario del Estado Libre Asociado, ni de ningún estado de la nación americana puede obligar a un menor a entrar a las fuerzas armadas de Estados Unidos, afirmó hoy el abogado y constitucionalista, Julio Fontanet.

“La propuesta no es viable por múltiples razones, pero la más evidente, es que ningún estado puede obligar a nadie a que ingrese a las fuerzas armadas de Estados Unidos. Ese es un acto que tiene que ser libre y voluntario de la persona”, recalcó el ex presidente del Colegio de Abogados.

Las expresiones surgen a raíz de la propuesta del representante Ángel “Gary” Rodríguez para encaminar legislación con el fin que los ofensores entre las edades de 18 a 21 años sean enviados al servicio militar para rehabilitarse.

Como alternativa, Rodríguez considera la posibilidad de que a un joven transgresor mayor de 18 años que cometa su primera ofensa, se le de la opción de ser sentenciado o que se enliste en las fuerzas armadas, ya que “este tipo de estructura podría ser efectiva para combatir la reincidencia y salvar a un joven de una vida criminal”, explicó el representante en un comunicado de prensa.

Por su parte, Fontanet destacó que todas las ramas del ejército de Estados Unidos tienen requisitos específicos para que una persona pueda ser admitida a ese cuerpo castrense “y en muchas instancias eso incluye el expediente penal”.

“Lo más preocupante es que es un reconocimiento de que en el gobierno de Puerto Rico no hay ni los recursos ni voluntad para rehabilitar a los menores y pretenden convertir esos jóvenes en carne de caño de futuros conflictos bélicos en los que Estados Unidos se involucre”, planteó Fontanet.

“De todas las propuestas descabelladas que hemos escuchado en el último año -y la competencia es fuerte-, esta es la ganadora. En que estaba pensando”, expresó el abogado.

De igual forma se expresó esta tarde el ayudante general de la Guardia Nacional de Puerto Rico, Antonio Vicens.

“Entrar en las fuerzas armadas no es la solución para evitar una pena, no para no entrar a una institución juvenil”, dijo Vicens.

Vicens destacó que la Guardia Nacional tiene un programa a nivel federal conocido como “Challenge”, dirigido a jóvenes desertores escolares para ayudarles a terminar la escuela, que expresamente tiene como requisito que el joven no tenga al momento de su ingreso ninguna situación legal pendiente, ni problemas de uso o abuso de drogas.

Además, a nivel de Puerto Rico, la Guardia Nacional comenzará en febrero un programa “Camino al Reto del Éxito a través de Nuevas y Diferentes Oportunidades” (Creando) en conjunto con la Administración de Instituciones Juveniles, para ayudar a jóvenes que han cometido faltas a terminar sus estudios de escuela superior.

“En ningún momento estos programas estan atados a que estos jóvenes entren a las fuerzas militares, aunque aquí se refuerza mucho la disciplina”, afirmó Vicens.

Fuente: http://www.elnuevodia.com/propuestadescabelladaenviaralamiliciajovenesqueseportenmal-663879.html

Anuncios

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: