Posteado por: tucidides | 12 abril 2010

Hay que dejarlos atrás

10-Abril-2010

LUIS M. PELLOT JULIÁ

Nacen colonizados, viven colonizados y morirán colonizados. Los pasados días quedó confirmada la fatalidad de ese axioma; insisten ciertos populares en tratar de confundir a los puertorriqueños con sus entelequias sobre la naturaleza jurídica del ELA dentro del marco del derecho constitucional norteamericano. “Y las relaciones del Gobierno federal con Puerto Rico cambiaron de estar regidas meramente por la cláusula territorial y los derechos de la gente de Puerto Rico como ciudadanos de los Estados Unidos, a estar regidas por las constituciones de Estados Unidos y Puerto Rico”. ¿Cómo puede colegirse de lo anterior que Puerto Rico no está sujeto a la cláusula territorial? Según la lógica de los apologéticos hemos dejado de ser un “mero territorio” y al tener ahora el ropaje ornamental del ELA, no estamos sujetos a la cláusula territorial. ¡Pero ellos mismos aceptan que sólo dejamos de ser un “mero territorio”!

La falacia en su argumentación es más que patente: 1. Éramos un mero territorio 2. Nos dieron “mayores poderes” ; conclusión: ya no estamos sujetos a la cláusula territorial.

El Congreso pudo habernos convertido en una república de facto con el poder para controlar hasta nuestras relaciones exteriores (poder deseado) y como quiera lo hubiera hecho precisamente en virtud de sus poderes bajo la cláusula territorial de la Constitución estadounidense.

Ahora, si una “mera playa” es convertida en la parte principal del complejo recreativo de un hotel, por dejar de ser una mera playa, dejará de ser playa. Así parecen pensar los portaestandartes de la nueva apología colonial. Esa forma de razonar me gusta tanto como la del ex gobernador, quien dijo que Puerto Rico no es una nación sino un país con las características sociológicas de una nación. Siguiendo ese ejemplo de creatividad lingüística, de ahora en adelante diré que yo no soy un hombre, sino un ente con las características biológicas de un hombre.

Las “mentes encajonadas” que hoy tenemos que superar son otras.

Fuente: http://www.elnuevodia.com/voces/697959/

Anuncios

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: