Posteado por: tucidides | 13 abril 2010

Represión y Censura en la UPR

Ante la ofensiva de la administración que atenta contra un proyecto de educación universitaria realmente emancipador, los y las estudiantes del Recinto de Río Piedras resistieron hoy. Las políticas represivas de los burócratas que administran la UPR se hicieron sentir desde la medianoche del domingo cuando se personaron en la Facultad de Ciencias Sociales más de un decena de guardias universitarios para intervenir con los y las estudiantes que preparaban la toma de dicha Facultad. Allí ofrecieron “arrestos” y macanas a los compañeros y las compañeras pero ante la superioridad en números del estudiantado tuvieron que retirarse.

Compañeros y compañeras artistas decidieron llevar a cabo una pintada en los bancos maltrechos y descoloridos de la Plaza. El acto simbólico desató la furia de la administración de la Facultad quien movilizó más de una veintena de guardias universitarios preparados para intervenir con los y las estudiantes. Amparados en que el reglamento no permite pintar el patrimonio de la Universidad amenazaron con sancionar disciplinariamente a los artistas y a quienes intentaban negociar la continuidad de la actividad. Un decano un tanto obstinado y prepotente rechazaba cualquier razón y fundamento provisto por los y las estudiantes y repartía amenazas de sanción cual burócrata del mejor de los Estados represivos. Ante los argumentos de libertad deexpresión, expresión artística protegida y derecho a la protesta Ramos Escobar repetía una y otra vez “no voy a hablar contigo, no soy abogado, tú no eres estudiante de Humanidades”. Realmente es vergonzoso que un decano de una Facultad de Humanidades no sepa diferenciar entre arte y vandalismo. Me pregunto yo ¿si no conoce la diferencia cómo puede proteger y fomentar las humanidades?

Es preciso señalar que aún cuando el Estado tiene poder para reglamentar la libertad de expresión en tiempo, lugar y manera, las expresiones artísticas y políticas gozan de una protección especial. En Agreopagitica John Milton elaboró el concepto del Mercado de Ideas el cual fue desarrollada posteriormente por John Stuart Mill, uno de los padres del liberalismo. En este sentido, se arguyó que la libre competencia de ideas era un pilar básico para cualquier Estado democrático de Derecho y por ende las expresiones debían ser protegidas. Como la profesora Chloé Geroas señalaba en la clase de Derecho y Arte el semestre pasado “NO hay verdadera democracia SIN incomodidades al poder.”

De lo anterior se desprende que las leyes o decisiones y actos de entes privados y públicos no pueden limitar el Mercado de Ideas. Claro está, el Estado mantiene su “police power” pero para sólo podrá reglamentar cuestiones de de orden público y la seguridad cuando de arte se trate. La reglamentación excesiva constituye censura y con las actitudes de los decanos y decanas de turno quedo de manifiesto en en la UPR-RP domina un clima de censura y represión.
Quienes participaron de la toma en Humanidades fueron testigos del clima y orden en el cual se llevaron a cabo las actividades artísticas. Sin embargo, tanto la administración como su brazo coercitivo estaban listos para la provocación y el enfrentamiento. Así buscaron todas las maneras posibles para atentar contra la libertad de expresión, ejercer la censura de expresiones artísticas políticas y caldear ánimos para desatar la represión. Sin embargos los y las estudiantes combatientes y militantes no se dejaron amedrentar. Ante los argumentos personales de Ramos Escobar y su claque se contrapusieron los fundamentos, razones y argumentos para resistir, porque, como dice uno de los banquitos de la Plaza, si no nos dejan soñar no los dejaremos dormir.
Al momento de esta entrada me comunican que la administración de Humanidades cortó el suministro eléctrico, esto tiene el efecto de impedir un concierto que estaba pautado para hoy por la noche frente al teatro de la UPR. Es tiempo ya que el estudiantado de la UPR se rebele y exija lo que le corresponde, que la Universidad permanezca como la cuna y espacio del pensamiento crítico y liberador, que se reconozca el arte como un pilar fundamental en la creación de otro país pero que sobre todo se le exija a la administración universitaria que cese las políticas de censura y represión y se atenga al mandato de la Ley de la Universidad que establece que los conflictos deben ser resueltos de manera democrática y pacífica. Por una Universidad de excelencia, pública y gratuita lucharemos siempre.
Anuncios

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: