Posteado por: tucidides | 22 mayo 2010

Una huelga del País

Los reclamos estudiantiles trascienden los portones de la Universidad


Por Gerardo E. Alvarado León / galvarado@elnuevodia.com

La huelga en la Universidad de Puerto Rico (UPR) se ha transformado.

Los reclamos en defensa de la educación pública rebasaron los portones de sus once recintos. A la lucha se han unido el movimiento obrero, el liderato comunitario, figuras políticas, religiosas y artistas. Así las cosas, lo que hace 31 días inició como una protesta universitaria ahora es una manifestación de buena parte del País.

Como si fuera poco, ayer, por primera vez en la historia de la UPR, los profesores del sistema reunidos en asamblea aprobaron un voto de huelga y una moción pidiendo la destitución del presidente José Ramón de la Torre y de la presidenta de la Junta de Síndicos, Ygrí Rivera.

A la escena se suma el hecho de que las negociaciones entre los estudiantes y la administración universitaria aún no ha rendido acuerdos concretos.

Esta situación, en opinión del sicólogo industrial-organizacional Carlos Andújar, tuvo el jueves en la noche su máxima expresión en el motín suscitado en el Hotel Sheraton del Centro de Convenciones, donde al menos 15 personas resultaron heridas y otras cuatro fueron arrestadas. De esas últimas, dos fueron citadas para la posible radicación de cargos criminales. El incidente fue reportado en portales cibernéticos en el extranjero. “Lo que pasó (antenoche) fue resultado de la frustración que se siente porque no ha habido negociación, porque la comunicación no ha fluido y porque no hay acuerdos tangibles. A eso se le suma el cansancio de los estudiantes en huelga”, expresó Andújar. Agregó que las referidas emociones generan molestia y, en consecuencia, violencia. Sin embargo, repudió el que los manifestantes “se dejaron llevar por los ánimos que estaban caldeados, irrumpieron en un lugar que no tiene nada que ver con la UPR, perdieron el norte de dónde estaban y se olvidaron de los reclamos que persiguen”.

Andújar advirtió que situaciones violentas como la de anteayer serán más frecuentes en la medida en que las partes no lleguen a acuerdos.

De hecho, los miembros de la Unión de Juventudes Socialistas (UJS) informaron ayer que planifican realizar manifestaciones similares en el centro comercial Plaza Las Américas, centros de trabajo y en las principales avenidas.

La idea, según el portavoz de la UJS, Ian Camilo Cintrón, es afectar al sector adinerado del País, a las personas que ellos entienden ponen a figuras como Luis Fortuño en La Fortaleza. “Vamos a estar quebrantándole la paz”, dijo Cintrón. “Actividades como la de ayer (jueves) van a continuar, incluso irán en escalada”, contó.

Huelga contra el Estado

El ex secretario del Trabajo, Román Velasco, expuso que “es evidente” que la huelga de la UPR se ha tornado en una huelga contra la administración pública del gobernador Fortuño.

“Mientras el Gobierno atropella a la clase trabajadora, todo parece que la UPR es otro sector que saldrá desfavorecido. Los profesores sienten la indignación de sus estudiantes. Los líderes comunitarios también sienten la opresión”, dijo Velasco.

El ex funcionario, experto en procesos de negociación, comentó que “es normal” que a huelgas como la de la UPR se unan diferentes sectores de la sociedad, toda vez que lo que subyace es el derecho a la educación pública. “La oposición política va a formar parte de la huelga, pero lo importante es que los universitarios mantengan puros sus reclamos y sus intereses para evitar que personas ajenas a sus causas ganen indulgencias”, manifestó.

Velasco coincidió con Andújar en que los manifestantes no debieron llevar su protesta al interior del Sheraton. No obstante, tildó de “inmoral, abusiva y excesiva” la actuación de la Policía.

Para el ex presidente de la UPR, Juan Fernández, el motín de anteayer fue una situación en la que “claramente” se perdió el control, pero es indicio de que la huelga ha trascendido los muros de los recintos para ocupar otros espacios en la sociedad puertorriqueña.

“Son protestas en las que se canalizan insatisfacciones y quejas muy profundas que existen en toda la sociedad. Estamos hablando de un conflicto propio de la sociedad”, dijo Fernández.

Otro indicio de que la huelga ha trascendido, sostuvo Fernández, es el paro nacional que convocó el martes pasado el movimiento obrero. Aunque el paro no detuvo las operaciones en la Isla por 24 horas, sí logró su propósito de que más personas ajenas a la UPR simpatizaran con la huelga, opinó.

“Es positivo que factores extrauniversitarios se unan a la huelga, pero no creo que sea positivo para el País en la medida que propenda a escalar la confrontación y la violencia”, sentenció Fernández, responsable de implantar la política de no confrontación.

No hay condiciones

A 31 días de iniciada la huelga, Fernández apuntó que “ni remotamente” se han dado las condiciones para un diálogo efectivo entre los estudiantes y la administración universitaria.

“La política de no confrontación se basa en que el diálogo es la esencia de la vida universitaria. Pero el diálogo no es sólo sentarse a charlar, sino buscar la verdad. Eso se tiene que basar en un respeto entre ambas partes y no se ha dado hasta este momento”, dijo.

Fernández y Velasco coincidieron en que es “imposible” negociar si la Fuerza de Choque está en los portones de los recintos. El haber limitado el acceso de alimentos a los estudiantes también ha retrasado el proceso de negociaciones.

“Se crean limitaciones a que el diálogo tenga éxito”, indicó Fernández. “Es una represión total como si fuéramos un país del tercer mundo sin derechos democráticos”, agregó Velasco.

Mientras, Andújar enfatizó en que la frustración de ver que la diplomacia no ha funcionado generaría agresividad.

Lourdes Burgos, presidenta de la Asociación de Relacionistas Profesionales, expresó que la comunicación efectiva entre los estudiantes y la administración universitaria aún no se ha dado.

“Podemos hablar de las formas de comunicación que ha usado cada parte. Sin embargo, la comunicación no es sólo expresar un punto y una oposición, sino saber escuchar y ser empático con el otro”, manifestó Burgos.

Advirtió que mientras una parte no pueda ponerse en el lugar de la otra, la comunicación no avanzará.

Fortuño sale del país

Por Servicios Combinados

El gobernador Luis Fortuño viajó ayer a Nueva York, para participar en la Cumbre Económica de los Estados, precisamente un día después de que se registró un agrio enfrentamiento entre los huelguistas de la Universidad de Puerto Rico y la autoridades policiacas.

No es la primera ocasión en que un gobernante boricua sale fuera del País durante momentos de tensión, como ocurrió durante el mandato del ex gobernador Pedro Rosselló.

Fortuño participará en la Cumbre Económica de los Estados, acompañado por varios legisladores y el secretario de Estado y ex presidente del Concilio de Gobiernos Estatales, Kenneth McClintock.

El cónclave, organizado por el Concilio de Gobiernos Estatales, abordará los retos fiscales y económicos que enfrentan los líderes electos de los estados y territorios de los Estados Unidos y las estrategias que se están implantando para propiciar el retorno de salud fiscal y crecimiento económico sostenido.

Ayer tarde, Fortuño iniciaría su agenda de reuniones con las agencias clasificadoras de crédito Moody’s y Standard & Poor’s, y acompañado por el presidente del Banco Gubernamental de Fomento, Carlos García, entregará un informe sobre el progreso de su administración en su programa de estabilización fiscal y reconstrucción económica, así como el presupuesto propuesto para el año fiscal 2010-2011, que comenzará el 1 de julio.

Esta será la primera reunión que el Gobernador sostiene con representantes de las agencias clasificadoras de crédito desde que Moody’s recalibró su clasificación de los bonos del Gobierno de Puerto Rico dándole, junto a California, un ascenso mayor que el que le dieron a cualquier otra jurisdicción de los Estados Unidos.

“Al igual que muchos otros estados y territorios, Puerto Rico ha estado pasando por tiempos sumamente turbulentos en el plano económico, los cuales se han exacerbado por la irresponsabilidad e ineptitud de las pasadas administraciones del Partido Popular”, indicó el primer ejecutivo.

Fortuño agregó que “las decisiones difíciles que hemos tomado, en tándem con el programa de reconstrucción económica que estamos implantando, está poniendo a Puerto Rico en la ruta hacia un progreso…seguro y duradero… una vez más”.

La Cumbre concluirá el domingo con una sesión plenaria a cargo del economista Arthur Laffer, quien expondrá su punto de vista en torno a los retos que enfrentan los líderes electos de hoy, y las perspectivas que existen para sembrar las semillas para una nueva era de prosperidad.

Fuente: http://www.elnuevodia.com/unahuelgadelpais-709474.html

Anuncios

Categorías