Posteado por: tucidides | 25 mayo 2010

“Lo de ‘Osito’ fue un abuso de poder”

martes, 25 de mayo de 2010
Nydia Bauzá y Maritza Díaz Alcaide / Primera Hora

El conmovedor caso del estudiante de la Iupi,  José Pérez, Osito, como le llaman sus panas, es  uno de los más dramáticos de brutalidad policiaca que se ha registrado en la historia reciente en Puerto  Rico.

El joven de 30 años, estudiante de maestría en sociología tiene condiciones de salud preexistentes. Durante la huelga ha sido objeto de dos palizas brutales que lo han mandado para el hospital. Después ha sido liberado sin radicarle cargos.

En la escaramuza del Sheraton, varios agentes lo tenían aguantado en el piso y le propinaron  tres descargas eléctricas  con las  peligrosas  taser guns en el área de las caderas que le pudieron haber causado daños permanentes a sus órganos vitales. La tercera descarga le arrancó un fuerte alarido que se puede apreciar en un vídeo exclusivo de Primera Hora.

En el incidente, Osito también  fue pateado por  el superintendente auxiliar, José Rosa Carrasquillo.

Pero, la persecución del joven universitario -de cabello largo y  barbudo-  comenzó el 14 de mayo. Ese día fue detenido y golpeado por policías cuando trataba de entrar a la Iupi por el portón de Ciencias Sociales.

Testigos del incidente dicen que el joven quedó inconsciente. Tuvo que ser llevado al CDT de Río Piedras y tras estar casi siete horas detenido, la fiscalía determinó que no había pruebas en su contra.

Ayer, su abogado Enrique Julia lloró dos veces ante el lente de  Primera Hora. El letrado no tenía palabras para describir lo que muchos consideran un abuso de poder.

Relató que Osito fue  dado de alta el sábado de la Sala de Emergencia del Centro Médico, donde estuvo recluido desde la madrugada del viernes cuando fue liberado del Cuartel de Operaciones Tácticas. Allí estuvo detenido en una celda sin recibir ayuda médica y no fue hasta que permitieron que se comunicara con su abogado que fue revisado por un equipo de paramédicos.

“Está convaleciendo con sus familiares en la Isla. Tiene que someterse a  estudios neurológicos y cardiológicos por el efecto del brutal ataque que le hicieron”, dijo Juliá.

El abogado explicó que el estudiante recibió varias  patadas, algunas en los genitales. Dijo que   en la condición en que  está  no puede identificar  a sus agresores, “pero gracias a los fotoperiodistas, a la contribución de la prensa en esclarecer la verdad, ya sabemos quiénes son los autores o por lo menos algunos de los autores.”
Juliá indicó que si no hubiera sido por los  vídeos y las fotografías “le hubieran fabricado un caso” al estudiante.

“Él no incurrió en ningún tipo de actividad delictiva”, dijo, para agregar que los familiares del joven estudian la posibilidad de instar un pleito civil por abuso de poder, agresión, arresto ilegal y restricción a la libertad.
En cuanto a la responsabilidad criminal, el letrado dijo que “la bola está en la cancha” del Departamento  de Justicia, como ocurrió en el caso del asesinato del civil Miguel A. Cáceres. Añadió que Rosa Carrasquillo y el superintendente, José Figueroa Sancha, “tienen que  renunciar a sus puestos”.

Fuente: http://www.primerahora.com/lodeositofueunabusodepoder-389387.html

Anuncios

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: