Posteado por: tucidides | 8 junio 2010

Recomendaciones ante un posible desalojo de la Universidad

Como todas las luchas, la presente se libra también en el plano psicológico. La administración puede estar apostando a desgastarnos y agotarnos mentalmente. Pero lo del lunes debió servirnos de ensayo. Debemos continuar preparándonos para el peor de los escenarios si la administración de la Universidad decide acudir al tribunal y consigue el desalojo por la vía legal, o si lo hacen por su cuenta.

A continuación unas recomendaciones que nos llegaron ante un posible desalojo y a las cuales hemos hecho algunas aportaciones. Algunas de estas recomendaciones pueden ser adoptadas en caso de otras manifestaciones o situaciones similares.

—————————————————————————————-

Recomendaciones ante un posible desalojo de la Universidad

Ante la posibilidad de un desalojo forzoso de la Universidad por parte de la policía, es importante tener en mente los siguientes aspectos:

Aspectos legales

– Nunca inicie una agresión verbal o física contra los agentes policíacos. Si puede evitar la confrontación, hágalo.

– En caso de agresión física, anote el nombre y número de placa del agresor. Repórtelo a un oficial de mayor rango y anote su nombre y número de placa también.

– En caso de arresto exija inmediatamente la presencia de un abogado.

– No argumente con la policía ni intente ofrecer explicaciones. TODO lo que diga puede ser y será utilizado en su contra.

– NO HABLE, NO HABLE, NO HABLE hasta que llegue un abogado.
– Si necesita atención médica reclame la misma y recuerde lo que la Policía le diga y a qué hora.

– Si está en un hospital, la única información que tiene que ofrecer al médico es la que sirva para recibir atención a sus lesiones. Toda la información que ofrezca va al récord médico. No explique que estaba haciendo o diciendo antes de recibir cualquier golpe.

-Tenga a la mano números de abogad@s solidari@s. Anótelos en un papel o en su propio cuerpo por si pierde el celular.

Necesidad de documentar lo ocurrido

– Es indispensable tener cámaras, y videocámaras, para documentar cualquier incidente. Tenga varias tarjetas de memoria o cassettes por si la Policía intenta quitarle la cámara.

– Aún un teléfono móvil que grabe videos puede ser de utilidad (recuerde el asesinato de Cáceres)

– Tenga a la mano papel y bolígrafo para apuntar los nombres de los agentes. No confíe en su memoria. Apunte la hora en que ocurren los incidentes.

-Contacte con anterioridad al Colegio de Abogados para ver si pueden tener observadores certificados en su área.

Seguridad personal

– No use camisillas que puedan romperse fácilmente.

-Tenga a la mano alguna camiseta adicional por si requiere cubrirse el rostro en caso de que la Policía esté grabando para carpetear.

– Use pantalones largos que provean protección para caídas o golpes.

– Use zapatos o tenis cerrados. No use chancletas, ya que no protegen los pies y pueden provocar que se caiga al correr.

– No ande solo. Siempre es preferible moverse en parejas.

– Evalúe las rutas de escape en caso de que sea necesario. Evite escaleras, pasillos angostos y lugares cerrados.

– Establezca un punto de encuentro en caso de que sea separado de su grupo.

– Si no puede alejarse de la agresión y cae al piso, trate de pegarse a una pared o auto, asuma posición fetal y cubra su cabeza con sus manos. PROTEJA su cabeza en todo momento.

– Tenga anotado números de contacto.

– No use lentes de contacto, ya que absorben el pepper spray.

-No use pantallas o cadenas. Puede ser halado por las pantallas o cadenas en el momento de una confrontación.

– En caso de que se use pepper spray o gases lacrimógenos no se debe frotar o rascar el área afectada. El efecto inflamatorio pasará entre 5 y 30 minutos. Se recomienda la utilización del “tratamiento Seattle” que puede ser preparado a base de aceite mineral, agua y una cucharada de líquido de fregar o vinagre, agua y una cucharada de líquido de fregar.

-Tenga a la mano un pañuelo mojado en vinagre para aplacar los efectos del gas lacrimógeno o pepper spray.

—También es importante que tengamos anotados números de prensa para llamar en el momento en que sepamos que la Policía u otra fuerza represiva se acerque al Recinto para intentar desalojarlo. Debemos establecer también con anterioridad una cadena de comunicaciones para avisar a la mayor cantidad de gente posible en el menor tiempo posible para que lleguen al Recinto.—

—Cualquier otra recomendación que estimes pertinente, hazla llegar—

Fuente: http://www.facebook.com/home.php#!/?sk=messages&tid=1293719308370

Anuncios

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: